Historia de la Casa

divider

La Casa Natal de Velázquez es una de las viviendas más antiguas de la ciudad de Sevilla, construida en torno a 1560 o 1570, en pleno barrio morisco de Sevilla, durante las décadas en que la ciudad se convierte en el motor económico y comercial del Imperio español.

En 1598 se instala en la casa el matrimonio formado por Juan Rodríguez de Silva, notario eclesiástico, y Gerónima Velázquez que al año siguiente, junio de 1599, tuvieron allí a su primer hijo, Diego Rodríguez de Silva y Velázquez, que ha pasado a la historia como uno de los mayores genios de la historia del arte. El pequeño Diego permaneció con su familia hasta 1610, cuando a los 11 años inicia su aprendizaje como pintor, primero, durante unos meses con Herrera el Viejo, y posteriormente con Francisco Pacheco, con quien completó su formación a lo largo de seis años, siendo admitido en 1617 en el gremio de pintores e iniciando su carrera profesional.

La casa se mantuvo como vivienda popular, habitada por varias familias, durante cuatro siglos, hasta que, en la década de los años 70 del siglo XX, es adquirida por varios emprendedores sevillanos que, tras hacer una reforma, la convierten en la galería de arte M11, donde exhibieron sus obras importantes creadores como Antonio Saura o Luis Gordillo, que tuvo mucho prestigio en la Sevilla de la transición.

En 1984, es comprado por los célebres modistos sevillanos Victorio y Lucchino que lo convierten en su taller hasta que en el año 2010 queda bajo administración concursal.

En 2018 una sociedad administrada por el escritor y gestor cultural Enrique Bocanegra y el ingeniero Enrique Piñeyro adquiere la casa con el objetivo de preservarla y abrirla al publico como Casa Natal de Velázquez, centro de interpretación dedicado a la vida, la obra y el tiempo del pintor sevillano. Actualmente se trabaja en este proyecto.